Editorial Agricola
Economía

La crisis del coronavirus pone en jaque a muchos productores ganaderos

20/03/2020

La actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19 está teniendo efectos negativos en algunos sectores ganaderos, especialmente aquellos que surten las cocinas de hoteles y restaurantes y que, tras el cierre de estos establecimientos por el estado de alarma, ven cómo los animales se acumulan en sus explotaciones sin posibilidad de darles salida.


“Muchos de ellos no saben qué hacer con sus animales”, denuncia la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), alertando de que los ganaderos especializados en productos destinados a la restauración han visto cancelados todos sus pedidos de la noche a la mañana. Los daños ya se están dejando sentir, sobre todo en los sectores del ovino-caprino y del porcino, ya que la hostelería es el principal destino de lechazos y cochinillos, incide la organización en un comunicado.

Una situación que corroboran desde la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), que afirma que la bajada de la demanda “tras el cierre de restaurantes y la suspensión de comidas familiares” ha derivado en un “descenso drástico” de la venta de estos productos. En un comunicado, esta organización recoge el testimonio de ganaderos que están sufriendo los efectos: “los mercados de lechazos, cabritos y cochinillos se están desplomando, los intermediarios no los quieren a ningún precio porque tienen las cámaras llenas“, lamentan.

No solo se han visto afectados este tipo de productos. UPA advierte que otros sectores ganaderos, como el de los huevos camperos o el lácteo, tanto de vacuno como de ovino y caprino, han mostrado también su preocupación porque, con la ausencia de turismo, muchas pequeñas queserías están viendo hundirse sus pedidos y la organización teme “que esto provoque problemas con la recogida de la leche a los ganaderos”.

Por ello, UPA lanza un llamamiento a los consumidores, “para que piensen que con sus decisiones de compra contribuyen al mantenimiento de sectores enteros, de puestos de trabajo y de zonas rurales que si se quedan sin consumo pueden irse a la ruina” y piden “apostar por el origen España”. Asimismo, se pone a disposición de los ganaderos para canalizar sus problemáticas y, en su caso, solicitar las ayudas pertinentes al Gobierno.

UCCL pide la intervención pública

Por su parte, UCCL ha remitido una carta al consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, para que inste al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a poner en marcha de manera urgente la intervención pública en los productos de lechazo, cabrito y cochinillo, y esté alerta por si debe ampliarse a nuevos sectores.

La organización detalla que este mecanismo de regulación de mercados consiste en la compra de los productos agrarios por parte de los organismos de intervención, cuando se producen perturbaciones importantes en el mercado. Estos productos son almacenados hasta que se estabilizan los precios para su posterior venta. UCCL teme que, con el paso del tiempo y la continuidad de la cuarentena, los problemas sean cada vez mayores, sobre todo con la llegada de la primavera, cuando el número de nacimientos en las explotaciones ganaderas es mayor. “Con la situación actual lo que hoy no tiene mercado nos puede hacer falta mañana”, incide UCCL.

Ante esta situación, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha avanzado que desde su departamento se está trabajando para posicionar estos excedentes en establecimientos de alimentación, para cual se están facilitando los contactos entre productores y distribución, y se prevé poner en marcha una campaña de promoción específica y, de esta forma, ayudar a los productores.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV