Editorial Agricola
Sanidad animal

Malformaciones congénitas en terneros: Atresia coli

02/11/2016

Por: Clara Colmenero de Miguel, Alejandra Villaescusa Fernández, Gabriel Manso díaz, Javier Blanco Murcia, Michela Tatiana Re de la Facultad de Veterinaria. Universidad Complutense de Madrid

Las malformaciones congénitas son aquellas alteraciones anatómicas que se desarrollan durante el periodo de gestación, debido a factores genéticos o agentes externos (virus, intoxicación por plantas, factores mecánicos). La Atresia coli es una patología devastadora para la vida del animal que se ha descrito en numerosos países y puede afectar a distintas especies (como bovinos, equinos, ovinos, suidos e, incluso, a los humanos). En los rumiantes es una patología poco frecuente, aunque común dentro de las malformaciones congénitas, que fundamentalmente repercute al ganado bovino lechero. Los terneros afectados, nacen con un defecto en la pared del intestino grueso que ocasiona una interrupción del tránsito intestinal a nivel del colon, incompatible con la vida del animal.

Las causas de esta malformación no se conocen claramente. Se ha sugerido una base genética en la aparición de atresias intestinales en diferentes especies animales. Algunos trabajos consultados describen la implicación de un gen recesivo en la aparición de Atresia coli en el vacuno, si bien de forma general no se considera que existan fuertes evidencias que permitan considerar esta malformación como una enfermedad hereditaria en la especie bovina. Parece que la atresia del colon en esta especie se produce de forma temprana en la vida embrionaria, probablemente por una insufi ciencia vascular en el colon espiral en desarrollo. En este sentido, tradicionalmente se ha sugerido que el diagnóstico temprano de gestación por palpación del saco amniótico antes del día 42 puede afectar a la formación de los órganos y estar, por tanto, detrás de la aparición de esta malformación en la vaca. No obstante, los estudios más recientes indican que una palpación rectal en ese momento de la gestación no incrementa el riesgo de Atresia coli. Por otra parte, se ha sugerido que la raza Holstein puede tener una mayor predisposición a esta enfermedad debido a que durante el desarrollo embrionario su colon parece crecer más y más rápido que en otras razas bovinas. Dentro de esta patología se pueden describir distintos tipos: en la Atresia coli tipo I aparece una estructura en forma de membrana oclusiva que dificulta el tránsito; en el tipo II la región de abdominal hasta que se localiza la zona de la malformación.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV