Editorial Agricola
Ovino y caprino

¿Sabes cuál es la alimentación correcta para el ganado caprino lechero?

19/01/2017

Nutrición Práctica para Ganado Caprino Lechero, por Carlos Fernández, Fernando Bacha, Juan José Pascual y Olga Piquer

La cabra domestica (Capra hircus) es un mamífero que pertenece al orden de los Artiodáctilos, suborden Rumiante y la familia de los Bovinos. Se caracteriza porque su estómago posee 4 compartimentos: retículo, rumen, omaso y abomaso, el cual somete al alimento a una fermentación antes de que la digesta llegue al intestino delgado y grueso. Por tanto, al alimento que llega al intestino delgado ha sido parcialmente transformado por los microorganismos del rumen y difiere del alimento original. La cabaña caprina lechera en nuestro país se encuentra orientada hacia la industria quesera. Producción de leche, contenido graso y proteico son de especial relevancia pues influyen en el rendimiento quesero y en el tipo de queso producido.

Los criterios de calidad de los quesos relacionados con la untuosidad, etc., tienen a reducirse cuando el porcentaje de grasa en leche es bajo o cuando el porcentaje de proteína es superior al de grasa. Ese defecto en la calidad de los quesos lo encontramos cuando a las dietas de las cabras les falta grasa o fibra. Equilibrando el porcentaje de grasa añadida con el forraje se puede evitar este defecto, además, a diferencia del vacuno de leche no se disminuye el porcentaje de proteína ni el rendimiento quesero al añadir grasa a la dieta cuando esta es incorporada en menos de un 5% de la materia seca y dicha grasa no es demasiado rica en ácidos grasos insaturados (Morand-Fehr, 2005).

Además hoy en día empieza a aparecer un mercado para la leche de cabra en base a preparados lácteos, yogures, leche con fines dietéticos y orientada hacia la salud, debido a la fácil asimilación de los glóbulos de grasa en leche de cabra y a los diferentes tipos de caseínas que han servido como sustituto para aquellas personas que son alérgicas a la leche de vaca (Haenlein, 2001).

Tener en cuenta las necesidades nutritivas

El ganado doméstico necesita una cantidad y calidad concreta de nutrientes para cubrir sus necesidades básicas de mantenimiento (funciones vitales como por ejemplo respiración, desplazamiento, órganos vitales, digestión) y sus necesidades de producción (por ejemplo, crecimiento, gestación y/o lactación).

El conocimiento exacto de sus necesidades nutritivas (que simplificaremos denominando mantenimiento, gestación, producción y actividad física) nos permitirá elaborar dietas equilibradas con las adecuadas proporciones en energía, proteína, minerales y vitaminas que nos sirvan para alcanzar el nivel de producción deseado.

Además, habrá que seleccionar unos alimentos según su valor nutritivo para poder así combinarlos de forma correcta para satisfacer las necesidades en nutrientes de los animales. Con el método factorial vamos separando las necesidades nutritivas del animal en sus componentes según el estado fisiológico.

Para conseguir en los animales un desarrollo equilibrado, óptimo nivel de producción y bienestar es necesario alimentarlos correctamente. Una alimentación adecuada nos llevará al desarrollo integral de los animales y al trabajar con animales productivos, la alimentación equilibrada en nutrientes nos va a permitir llegar a los niveles de productividad que deseemos.

[... Ampliar información...]

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV