Editorial Agricola
Rotación informaciones

Lactiber León, la excelencia de la ganadería al servicio de la cadena de valor

Lactiber León ha recibido el premio “Visión de cadena”, otorgado por Editorial Agrícola, que reconoce el esfuerzo de todos los integrantes de la cadena alimentaria para proporcionar alimentos suficientes, accesibles y nutritivos al consumidor. El jurado ha querido resaltar la visión de cadena del consorcio integrado por una empresa líder en la distribución, Mercadona, y dos cooperativas especialistas en la producción lechera. Esta visión de cadena se basa en nuevos modelos de relación con los ganaderos, la industria y la distribución, en los que todos comparten los mismos principios y objetivos. 

Por Caridad Calero, Redacción


Lo que hoy es Lactiber León comenzó su andadura en 1970 como Lecherías del Noroeste. Hasta 1.998, en la planta se desarrollaron y envasaron diversos productos de la marca Nestlé (batidos, nata UHT, zumos, bebidas fermentadas con fruta y productos infantiles) con destino a países de toda Europa. En 2007 pasa a formar parte del grupo Lactiber, que se configura como una empresa láctea de capital 100% español e integrada por la cooperativa ganadera andaluza COVAP y la sociedad limitada vasco-navarra Iparlat. En ese mismo año, Lactiber se convierte en interproveedor exclusivo de productos lácteos (Totaler en su denominación actual) para la conocida empresa de distribución Mercadona. Hoy en día, Lactiber León es una de las industrias agroalimentarias más relevantes de Castilla y León y España, envasa 150 millones de litros de leche al año y sus productos llegan a cinco millones de familias. La compañía, cuya facturación en 2017 alcanzó los 100 millones de euros, cuenta con una plantilla de 120-130 personas, a las que hay que sumar otras 400 derivadas del empleo indirecto (ganaderos, personal de granja, transportistas, etc.) que genera su actividad.

Una relación estable con los ganaderos 

Lactiber León trabaja codo a codo con cerca de 70 ganaderos de Castilla y León, que producen una media de 1.700.000 litros leche al año. Las granjas están situadas en un radio medio de 50 km para garantizar la frescura de la leche; principalmente se ubican en León y Palencia, aunque también hay granjas asociadas a Lactiber en las provincias de Zamora y Valladolid. La superficie media de estas explotaciones es de 70 hectáreas, ya que poseen tierras de labranza en las que cultiva parte del forraje con el que se alimentan las vacas.

 

En su apuesta por una ganadería sostenible, la empresa ha establecido un modelo de relación con los responsables de producir la materia prima. Obviamente, cuenta con ganaderos con un alto nivel de profesionalización a los que ofrece asistencia técnica para obtener una leche segura y de alta calidad, garantizando siempre los mayores estándares de bienestar animal, la minimización del impacto ambiental de las explotaciones y, cómo no, rentabilidad y competitividad. Para lograr estos objetivos es indispensable mantener una relación estable y a largo plazo con estos profesionales, de manera que puedan evolucionar e integrarse como miembros de pleno derecho de esta cadena especializada en productos lácteos. Una herramienta para lograrlo es el programa Efiber de eficiencia productiva. Este programa se lanzó en octubre de 2017 y fue puesto en marcha en su primera fase por 10 ganaderos voluntarios, que aplicaron pautas para mejorar los estándares de calidad, trazabilidad y bienestar animal en sus granjas. El programa analiza 75 indicadores técnicos en seis áreas (alimentación, calidad de la leche, bienestar, mano de obra, costes de producción y reproducción) y de momento ha arrojado resultados positivos en eficiencia de la ingesta, mejora de la producción y ahorro de costes. 

Apuesta por la innovación también en la fase industrial 

En palabras de su director general, Emilio de León, dado que la leche procedente de estas ganaderías es inmejorable, el cometido de la fase industrial es cuidarla lo máximo posible. Para ello se han invertido más de tres millones de euros anuales en los últimos diez años. Este año esta inversión ha ido destinada a incorporar tecnología avanzada que permita mejorar el proceso de descarga y la estandarización de la leche. En la planta de Lactiber León se elaboran los tres tipos básicos de leche (entera, semidesnatada y desnatada), batidos, leche evaporada, nata, leches enriquecidas y especiales (con calcio, fibra, enriquecida en proteínas y sin lactosa). Todos estos productos son sometidos a tratamiento térmico de esterilización UHT.

Envasa en torno a 140 millones de litros anuales de leche, que van a parar a un almacén con capacidad para 11.000 palés. De estas instalaciones salen 30 camiones diarios que distribuyen a todos los establecimientos Mercadona de la región. Cabe destacar que, en el caso de las leches/ preparados lácteos infantiles Hacendado (para niños de 0 a 3 años), desde esta planta se suministra a los supermercados de toda España. La garantía de altos estándares de calidad es una de las máximas de esta empresa, por lo que cuenta con avanzados equipos de análisis de materias primas y productos finales. La I+D también es un componente fundamental de la filosofía de la empresa, por lo que se promueve a nivel de empleados y equipos. La interconexión con el resto de fábricas del grupo Lactiber (Covap e Iparlat) acelera estos procesos de I+D. Como complemento a esta política, Lactiber ha establecido acuerdos con universidades y centros tecnológicos, que ofrecen el soporte necesario en determinados campos. 

Visión de futuro 

A pesar de esta impresionante evolución, para Emilio de León todavía hay un mundo de posibilidades por delante en el sector lácteo. En este sentido, la alianza con la distribución -viéndola como una aliada en la cadena y no como un enemigo- permite focalizarse en las necesidades del cliente y por tanto seguir creciendo e innovando. Un buen ejemplo de esta innovación ha sido el lanzamiento de la primera bebida ReadytoDrink (RtD) desarrollada por una empresa española. Este producto surgió tras analizar otros mercados muy exigentes fuera de España y como resultado de un proyecto multidisciplinar de investigación que duró 18 meses. Se trata de un batido UHT que forma parte de la gama de productos enriquecidos con proteínas, destinada a deportistas profesionales y aficionados. Es, por tanto, un complemento alimenticio bajo en hidratos de carbono y en grasa, sin lactosa o azúcares añadidos que ha gozado de una buena aceptación por parte de los consumidores.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV