Editorial Agricola
Sanidad animal

Las granjas de porcino avalarán su trabajo con el sello 'Bienestar Animal Certificado'

20/06/2019

Redacción

La Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC), en la que está representada el conjunto del sector, ha impulsado el Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad ‘Interporc Animal Welfare Spain’ (IAWS) y el sello de certificación “Bienestar Animal Certificado”. Sus objetivos son reforzar las buenas prácticas llevadas a cabo por el sector porcino en todos los eslabones de la cadena de valor y trasladar al consumidor todos los esfuerzos que realiza de forma transparente y clara.


Durante los últimos años, el porcino de capa blanca español ha trabajado como ningún otro sector ganadero en mejorar todo su sistema de producción y, muy especialmente, en materias como el bienestar animal o el cuidado del medio ambiente, lo que le ha llevado a implementar un modelo de producción admirado y reconocido a nivel mundial por su atención y cuidado de los animales y su respeto al entorno.

El sector porcino ya cumple con la normativa más exigente del mundo en bienestar animal y cuidado del medio ambiente, sin embargo, no se conforma y continúa trabajando para superarse y para satisfacer las demandas de los consumidores, que buscan, cada vez con más empeño, productos que garanticen no solo la calidad y la seguridad alimentaria, sino también la salud de los animales, la sostenibilidad y el cumplimiento de las condiciones de protección y bienestar de los animales destinados a la producción de alimentos.

En este sentido, INTERPORC, que dedica sus esfuerzos a apoyar la labor que realizan todos los eslabones que conforman el sector porcino español, ha desarrollado el Reglamento Técnico de Bienestar Animal y Bioseguridad ‘Interporc Animal Welfare Spain’ (IAWS), una iniciativa que refuerza el compromiso de ganaderos, mataderos e industria con el bienestar animal y da respuesta a las necesidades del sector, de la gran distribución y de los consumidores.

El Reglamento se ha elaborado en colaboración con empresas del sector, certificadoras, científicos y expertos en bienestar animal; está avalado por un Comité Científico de alto nivel; y ha sido testado y validado por organizaciones de protección y defensa de los animales. Por tanto, cuenta con todas las garantías técnicas y con el consenso necesario entre los agentes implicados en el bienestar animal.

El documento vela por el cumplimiento de los cinco principios de bienestar animal establecidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE): animales libres de hambre, sed y desnutrición; libres de miedos y angustias; libres de incomodidades físicas o térmicas; libres de dolor, lesiones o enfermedades; y libres para expresar las pautas propias de comportamiento.

Además, estos principios deben cumplirse en las 8 áreas de control establecidas en el Reglamento: alimentación; limpieza-desinfección; alojamiento; salud; comportamiento; manejo; control de las granjas y animales; y control en el centro de sacrificio. Asimismo, establece una vigilancia de buenas prácticas en todas las fases del proceso productivo: gestación y cría, engorde, transporte, sacrificio y fabricación.

La normativa española contempla una completa regulación que abarca todas estas áreas: el tamaño de las explotaciones; el espacio y superficie mínimos obligatorios que deben disponer los cerdos; el diseño de los comederos para, entre otras cosas, minimizar daños entre animales; los tipos de suelos para que no sean resbaladizos ni causen daño ni sufrimiento; o las condiciones ambientales (niveles de ruido, temperatura o luz), entre otros.

Junto a esas exigentes normativas que contemplan todas las áreas de la cadena de producción, INTERPORC va más allá con este Reglamento, que trata de ser una herramienta de control, evaluación y mejora continua con la que implicar a todos los eslabones de la cadena, garantizando así la transparencia y trazabilidad de todos los operadores.

“Bienestar Animal Certificado” para llegar al consumidor

Además de la importancia de que los agentes del sector cumplan los requisitos del Reglamento IAWS, es necesario, asimismo, hacer partícipe de la iniciativa a los consumidores y ofrecerles una información clara y rigurosa sobre todos los esfuerzos que dedica el sector porcino en la producción de los alimentos que llegan a sus mesas. La mejor manera de hacerlo era creando un sello de certificación, “Bienestar Animal Certificado” con el que poder visualizar todos esos esfuerzos y demostrar la transparencia y trazabilidad real de todos los operadores del sector porcino. Esto significa que los productos de porcino portadores de un sello IAWS cumplen con todas las buenas prácticas exigidas en el Reglamento y que solo dispondrán de este sello aquellos productos procedentes de una granja cuyo compromiso con el bienestar animal sea íntegro.

El sello de certificación permite al consumidor reconocer que un producto se ha elaborado con las máximas garantías en materia de bienestar animal y seguridad alimentaria y es la forma más eficaz de transmitirle el compromiso del sector porcino de capa blanca español con la calidad.

Para obtenerlo, las granjas y agentes del sector han de cumplir el Reglamento IAWS, que incluye, además de los requisitos legales de las normativas comunitaria y nacional, otros más exigentes que suponen un plus adicional en materias relativas a la salud y sanidad animal, la bioseguridad, el alojamiento de los animales, la seguridad alimentaria, la trazabilidad y el medio ambiente.

El control del cumplimiento de las medidas contempladas en el Reglamento se realiza a través de auditorías independientes y periódicas que abarcan toda la vida de los animales: desde las instalaciones ganaderas, pasando por las operaciones de carga-transporte-descarga y finalizando en los centros de procesamiento e incluye también a las empresas cárnicas que procesan y elaboran productos para su comercialización final. Con ello, se cubren todas las fases o etapas, tanto las ganaderas como las industriales.

Con este Reglamento y sello de certificación, que el propio sector se autoimpone, el porcino español continuará ocupando su lugar como referente internacional de lo que se conoce como la ‘ganadería moderna’: profesionalizada, innovadora, respetuosa con la sensibilidad y necesidades de los animales y enfocada en la reducción del impacto ambiental y el cuidado del medio ambiente.

Un sello con todas las garantías

Cuidado de los animales: IAWS establece medidas para mantener el bienestar animal y asegurar las buenas prácticas a lo largo de todo el ciclo de vida del cerdo.

Sólida base científica: cumple con las exigencias de las normativas europea y española, con los principios de la OIE y está avalado por un Comité Científico independiente de alto nivel.

Auditorías en todas las fases de la cadena: contempla controles en granja, centros de sacrificio e industrias.

Máxima transparencia: elaborado por INTERPORC en colaboración con certificadoras, científicos y expertos en bienestar animal, y testado y validado por organizaciones de protección y defensa de los animales.

Garantía de control: permite al consumidor reconocer que un producto se ha elaborado con las máximas garantías al contar con información detallada de cada eslabón de la cadena.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV