Editorial Agrícola
Cunicultura

Sostenibilidad en toda la cadena de producción de la carne de conejo

15/12/2021

Los consumidores de la carne de conejo conocen todas las propiedades nutricionales de esta carne baja en grasas y calorías. Sin embargo, los beneficios van mucho más allá. Tanto, que se puede afirmar que al comer carne de conejo se ayuda a mantener nuestro planeta.


Esto se logra gracias a una cadena alimentaria que respeta todos sus eslabones. En lo más alto de esta cadena se encuentra el consumidor, que ve garantizada la seguridad alimentaria, la nutrición y la salud pública gracias al acceso a alimentos nutritivos, sostenibles y en cantidad suficiente. Para lograrlo, los productores cumplen con rigurosos requisitos que garantizan la sostenibilidad de sus granjas y los transformadores lo garantizan también en sus establecimientos de transformación. La directora gerente de la interprofesional del sector cunícola Intercun, Mari Luz de Santos, asegura que “en el sector no sólo se cumplen sobremanera los estándares europeos, sino que día a día se sigue investigando para mejorar la salud y el bienestar tanto de los consumidores como de los propios animales”.

Al otro lado de esa cadena se encuentran los propios conejos y su relación con el medio ambiente. Gracias a esa mejora del bienestar animal, se ha conseguido mejorar la salud de los animales, la calidad de los alimentos, la reducción de la necesidad de medicación y se contribuye a preservar la diversidad.

Un sistema de producción regido por los estándares europeos

La normativa europea es probablemente la más estricta que existe. La alimentación europea ya se considera una norma mundial para alimentos que son inocuos, abundantes, nutritivos y de alta calidad. Este es el resultado de años durante los cuales la UE ha elaborado políticas encaminadas a proteger la salud humana, animal y vegetal, así como de los esfuerzos de los agricultores, pescadores y acuicultores. Ahora, los alimentos europeos también deberían convertirse en la norma mundial en relación con la sostenibilidad.

Aunque suene disparatado, no es suficiente con haber creado y mantener este modelo de producción tan completo en diferentes campos. Si no se llega al consumidor, todos estos esfuerzos se quedarían a medio camino. Por eso, para completarlo, desde Intercun están decididos a llegar a todos los consumidores. Eso lo pretenden lograr con campañas de publicidad y sobre todo con la creación de nuevos formatos que faciliten a cualquiera -independientemente de sus habilidades culinarias- introducir la carne de conejo en su dieta.

Nuevos formatos de la carne de conejo que se adaptan a nuestro estilo de vida

En la mayoría de las grandes cadenas de supermercados e hipermercados se han incluido los nuevos formatos que se han convertido en la receta de Europa. Se trata de distintos cortes muy sencillos como los medallones de carne de conejo, los muslos de conejo o el medio conejo troceado. Mari Luz de Santos, directora gerente de Intercun explica el motivo de la elección de estos nuevos formatos: “Queríamos apostar por algo que se adaptara a nuestro estilo de vida. Por suerte o por desgracia en nuestro mundo mandan las prisas, por eso tener a nuestra disposición cortes tan sencillos como los medallones, los muslos de conejo o medio conejo troceado, permiten preparar nuestro menú en muy poco tiempo”. 

Con esta sencillez de formatos se busca completar ese círculo tan complejo, en el que por un lado se mejore la salud de la población a la vez que se cuida del medio ambiente y se vela por el bienestar de los animales. Una nueva visión de la Dieta Mediterránea que se adapta a las nuevas corrientes de la sociedad actual sin dejar de lado el papel tradicional de la carne de conejo. Para más información haga click aquí.

Informaciones relacionadas
Tags:

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV