Editorial Agricola
Vacuno de carne

¿Qué beneficios te aporta la gestión integral de tu granja de vacas nodrizas?

24/08/2017

La RAE define gestión como “conjunto de operaciones que se realizan para dirigir y administrar un negocio o una empresa”. Cuando hablamos de gestión integral de una granja nos estamos refiriendo a controlar todos los aspectos que pueden determinar el mejor rendimiento de la explotación. Y no sólo nos referimos a mejorar la rentabilidad de la misma. También nos parece fundamental avanzar en otros aspectos que, a ti como ganadero o propietario (o si eres técnico, a tus clientes), pueden redundarte beneficios.


Por: Aitor Fernández-Novo1, Sergio Santos López 1,2
1 BOVITECNIA, Consultoría Veterinaria
2 Profesor Economía Agraria, Dpto. Producción Animal, Fac. Veterinaria (UCM)


Recientemente el laboratorio MSD mostraba en el Foro Nacional de Ovino de Aranda los resultados de la encuesta que había realizado sobre la gestión integral de explotaciones. Los ganaderos que contestaron a la encuesta y que afirmaban realizar una gestión integral de sus granjas, mostraron que el mayor beneficio obtenido, por encima del aumento de la rentabilidad, era la “satisfacción personal del trabajo bien hecho y mejora de mi rebaño”.

Para conseguir estos beneficios, es imprescindible realizar una correcta gestión con una visión global, por eso usamos la palabra “integral”. Es posible que ya estés realizando parte o todas estas actividades. La clave está en identificar qué beneficios esperas obtener y fijar unos objetivos que te acerquen a la granja con la que siempre has soñado. Nosotros dividimos la gestión integral en distintos apartados. Aunque se trata de una clasificación arbitraria y quizás tú prefieras ordenarlos o llamarlos de distinta manera, lo importante implementes las medidas que te lleven a la consecución de tus objetivos. Si consideramos aparte la felicidad como un beneficio global, podemos analizar qué beneficios nos aporta cada apartado.

Beneficios de una correcta gestión integral de tu granja


- Mayor rentabilidad económica. Conseguir que la explotación te proporcione más dinero.

- Más tiempo disponible o una mejor organización de este que te permita mejorar la conciliación laboral y familiar.

- Un mayor bienestar desde el punto de vista de la satisfacción y la tranquilidad.

- Seguridad y control. Dicho de otra manera, sentir que tienes las riendas del negocio.

- Prestigio: el orgullo personal de estar llevando correctamente la granja. Y asociado a ello la consecución de premios y reconocimientos para los animales y la ganadería en las distintas ferias, certámenes y concursos.

- Mejora de la felicidad: se sustenta en los 5 beneficios anteriores y los lleva un poco más allá. Tu felicidad mejora al conseguir una granja más sostenible desde un punto de vista económico, medioambiental y social. Una granja de la que se tenga el control basado en datos objetivos y que avance hacia unos objetivos claros. También con una mejor gestión de las emociones tanto positivas como negativas, especialmente miedos al ponderar los riesgos en su justa medida y ser capaz de adaptarse a las incidencias. Además, si implementas un sistema de gestión integral, deberías poder centrarte en las tareas que más te gustan o en las que eres más eficiente y delegar el resto. [...]

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV