Editorial Agricola
Especies

Una alimentación saludable también puede ser con carne de conejo

17/05/2017

Aunque mantener una alimentación variada y equilibrada es sencillo, es necesario ser constante. Con el objetivo de ayudar a la población a mantener una dieta adecuada, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha presentado las nuevas Guías Alimentarias para la Población Española. En estas guías, las carnes blancas, como la carne de conejo, ocupan un lugar destacado ya que encajan perfectamente en una alimentación saludable basada en la variedad, el equilibrio y la moderación.

Según estas recomendaciones nutricionales de la SENC, las carnes blancas, como la de conejo, se pueden consumir de 1 a 3 veces al día alternando junto con los pescados de capturas sostenibles de temporada, las legumbres cocinadas con técnicas que mejoren su digestibilidad, los huevos y los frutos secos.

Y es que las carnes blancas son una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales.

En este sentido, la carne de conejo tiene un alto contenido de vitaminas del grupo B como B3, B6 y B12, que ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga.

De hecho, cabe destacar que, una ración de carne de conejo aporta más del 100 % de la ingesta diaria de referencia para la vitamina B3, casi el 40 % de vitamina B6 y el triple de las necesidades de vitamina B12.

Asimismo, la carne de conejo aporta tan sólo 131 kcal/100 g y tiene un alto contenido en proteínas que contribuyen a conservar la masa muscular. Además, estas, junto con el fósforo que está presente en alto contenido en la carne de conejo, ayudan al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

En estas Guías Alimentarias también se recomienda que diariamente se deben tomar hidratos de carbono (pan, arroz, pasta…), mejor en su versión integral, según el grado de actividad física y que hay que consumir como mínimo cinco raciones al día de frutas y verduras.

Por otro lado, se recomienda moderar la ingesta de sal y de productos con elevado aporte de sal estructural o añadida para no superar la cantidad de 6 g de sal total al día.

La carne de conejo se adapta perfectamente a estas recomendaciones ya que es baja en sodio y además sus preparaciones culinarias suelen incorporar especias y hierbas aromáticas, por lo que se puede prescindir de la sal en su preparación.

La carne de conejo es además un alimento que encaja perfectamente dentro de la Dieta Mediterránea, la cual se incluye dentro de un estilo de vida variado y equilibrado, y ha demostrado ser muy beneficiosa para la salud.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV