Editorial Agricola
Especies

"El ovino-caprino puede hacer de la sostenibilidad un eslogan publicitario pero también una ventaja competitiva"

Con la mirada aún puesta en la designación de Sevilla como sede en 2021 del ma­yor encuentro mun­­dial de veterinaria de ovino, SEOC ultima los detalles de la XLIII edición de su congreso anual, que se ce­le­bra­rá del 19 al 21 de septiembre en Zaragoza. La cita con­gre­gará en varias sa­­las del Auditorio de la capital aragonesa en torno a 400 veterinarios y pro­fe­sio­­nales vincu­la­dos al ovino-caprino. Dada la sede escogida, el comité organizador no podía pasar por alto el 800 aniversario de la Casa de los Ganaderos, al que homenajeará con una po­nencia re­tros­pec­ti­­va y de futuro sobre la entidad. Más allá de ahondar en algunas de las principales amenazas sa­­­nitarias, el congreso volverá a forzar una reflexión sobre los problemas en la co­mer­cia­li­za­ción de esta carne y de sus de­ri­va­dos. Y co­mo avanza su pre­­si­den­ta, la también catedrática de Pro­ducción Animal de Escuela Uni­ver­sitaria de Sevilla, Ma­ría Je­sús Alcalde, “aprovecharemos pa­­ra ir más allá del eslogan pu­bli­ci­ta­rio y hacer de la sostenibilidad un factor de com­pe­ti­ti­vidad”.

GANADERIA. Empecemos por lo menos reciente, ¿Qué novedades nos puede aportar sobre los pre­parativos de SEOC para que Sevilla sea sede en 2021 de ese gran encuentro mundial con­vo­ca­do por la In­ternational Sheep Veterinarian Asociation (ISVA)?

MARIA JESÚS ALCALDE. Aún tengo bien fresco en la memoria el recuerdo del momento de nuestra designación en Harrogate (Inglaterra). Fue una tremenda sorpresa. Un subidón –permítame la expresión-. Porque supuso un enorme reconocimiento al trabajo realizado por un equipo también enor­me, el que conformamos en SEOC. Al fin y al cabo, nuestra designación para organizar ese evento es consecuencia del éxito acumulado por la celebración de congresos anuales como el de ahora en Zaragoza. Ya hemos avanzado en patrocinios, hemos contactado con el Ministerio de Agricultura y con la Jun­ta de Andalucía, que son plenamente conscientes de la relevancia del encuentro y de la proyección in­ter­na­cional que nuestro sector puede alcanzar. Podrían asistir alrededor de un millar de técnicos de ovino de casi todo el mundo anglosajón y tras el Brexit, conviene re­cordar que nuestro país se quedará como el primer país en censo de la UE…. Es pron­to, con todo, para an­ti­ci­par nada.

GAN. Tras Talavera, Salamanca y ahora Zaragoza. ¿Por qué?

MJA. La elección venía, digamos, que fijada ya en el calendario. Como el propio Rey, que acudió en mayo a conmemorar la hazaña que supone tener ocho siglos de historia de Casa Ganaderos, desde SEOC también queríamos hacer nuestro humilde homenaje, que ha sobrevivido más que dig­namente todo este tiempo y que hoy es la pyme decana de España, con socios de Ara­gón, Castellón y Lérida, todos ganaderos de ovino. La casualidad ha que­rido que en la fecha de inau­guración de nuestro congreso coincida con otra visita oficial del monarca, esta vez al parque de Ordesa, lo que a su vez impedirá que acuda a la inauguración el presidente aragonés, Javier Lambán. Con todo, el apoyo del Gobierno regional y más aún si cabe de la Diputación de Zaragoza y de su presidente, Juan Antonio Sánchez, que sí asumirá la apertura, han sido claves. Como en Salamanca con su centenaria universidad, el hecho de contar con otra ins­ti­tu­ción aca­dé­mica histórica como la Facultad de Veterinaria de Zaragoza también ayudó. Las cuestiones lo­gís­ticas, como la disponibilidad de un auditorio amplio y bien situado o las excelentes co­municaciones de una capital como ésta, fueron también claves para un encuentro científico nacional, aunque con muchos congresistas internacionales, como el de SEOC.

GAN. Sostenibilidad es un término muy repetido en el programa que ya han dado a conocer, ¿por qué?

MJA. La idea de sostenibilidad, vinculada al respeto medioambiental, al apro­ve­chamiento de recursos naturales, prevención de incendios, limpieza de montes,…trasciende, sin embargo, ese ámbito medioambiental. - Interovic, por ejemplo, ha hecho este año un increíble esfuerzo publicitario por hacer de ello un eslogan asociado a la carne de cordero. Pero tal cosa es aplicable al conjunto del sector ovino-caprino. Más allá de poder beneficiarse también del concepto comercial de lo tradicional, nuestra producción tiene un componente igual de re­levante, como es su capacidad para fijar la población en las zonas rurales. Deberíamos ser capaces de hacer de todo ello no sólo un eslogan publicitario sino una ventaja competitiva, tanto en la granja –porque la tradición y la producción extensiva no están reñidas con la innovación- como en el punto de venta.

Este ha sido otro de los puntos de especial encuentro con la Diputación de Zaragoza, que es una de las instituciones de nuestro país que más activa se ha mostrado a la hora de proponer –crean­­do incluso una cátedra y un consejo específico- y apoyar iniciativas empresariales que contribuyan a frenar este éxodo hacia las ciudades, unido al concepto paralelo de Desarrollo Rural.

GAN. El año pasado intensificaron las acciones paralelas –más allá del congreso- con una mesa sectorial de debate e incluso un showcooking en la calle. Este año no hay nada parecido… ¿han abandonado esta línea de actuación, digamos, que más promocional o divulgativa?

MJA. No, aquello fue una gran experiencia y tuvo un impacto local más que considerable y desde SEOC consideramos que en el futuro le daremos continuidad a este tipo de acciones. Pero no podemos olvidar lo que somos y la motivación científica que nos une. Salamanca digamos que se prestaba a hacer algo como aquello. En Zaragoza queremos retomar nuestra esencia e introducir elementos de debate que también van más allá del ámbito veterinario o técnico.

GAN. Suponemos que se referirá a la mesa redonda sobre investigación y experiencias de éxito en la comercialización.

MJA. Sí. La experiencia de Oviaragón-Grupo Pastores, que fue a su vez a comienzos de este siglo un ejemplo de integración cooperativo-empresarial, es paradigma de ese factor de sostenibilidad que da vida en más de 400 pueblos fundamentalmente de esta región. Contaremos con al­guien como Javier Robles, cuya trayectoria personaliza la adaptación al mercado de un pro­ducto tradicional, pero que también es un experto en marketing a la vez que maestro cocinero, que ha sabido combinar esta vocación con el necesario I+D, con el desarrollo de la 4º y 5ª gama en el cordero… En ésa misma mesa se sentará, ya en la tarde del jueves, día 20 y compartirá experiencias con Juan Manuel Micheo, un veterinario que tiene todo que decir sobre la mejora genética en las cabras y que, sin duda, ha sido protagonista del renovado auge de las queserías en Málaga y de la creación de la marca de calidad Chivo Lechal Malagueño. Y contaremos con un tercer testimonio de éxito, el de Carlos Grau, que lleva más de 25 años al frente de Quesos de Tronchón,  una pequeña quesería que también es, a día de hoy, una de las más reconocidas de Aragón, además de por la calidad del producto, por haber aparecido en el Quijote de Cervantes.

foto 2

GAN. El porcino, el bovino o la cunicultura se están sumando de forma rápida y organizada al proceso de reducción en el suministro de antibióticos al ganado que se viene impulsando desde la Administración central y europea en los últimos años, pero nada se sabe del ovino-caprino.

MAJ. No se ha dado tanta publicidad, pero estamos también ahí. Somos un sector con producción ex­tensiva y a priori es de suponer que no deberíamos contribuir en exceso al problema global de las resistencias antimicrobianas, que convendría recordar que no se focaliza tanto en la ve­terinaria como en la medicina humana pero en fin… Sin embargo, sí es cierto que ya se está de­mostrando que la reducción en el consumo de antibióticos se está convirtiendo en un arma competitiva en los mercados ganaderos internacionales. Y la carne de ovino-caprino se podría aprovechar, muy probablemente como ninguna otra, de esta tendencia que es sanitaria pero que también tiene, como digo, un componente de marketing.

De ahí que desde hace tiempo que SEOC colabora de forma activa con la entidad que está impulsando el desarrollo Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), esto es, con los responsables de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Recientemente, a finales de junio, participamos en una reunión junto otros re­pre­sen­tantes sectoriales del ovino-caprino e insistimos en la necesidad de realizar un estudio previo al res­pecto. Porque, antes de plantearnos los objetivos cuan­ti­tativos y/o cualitativos de re­duc­ción, e incorporar al ovino-caprino a los ‘programas reduce’ específicos en los que ya se trabaja, habremos de conocer en qué situación estamos y una vez realizado este tra­bajo, podremos planificar cómo, en qué pro­ce­sos, cuáles y cuánto antibiótico de­be­mos reducir. De cualquier manera, será el veterinario res­ponsable de cada explotación quien elabore el plan sanitario preventivo y quien iden­tifique las medidas terapéuticas más eficaces para hacer un uso más racional de los mismos.

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV