Editorial Agricola
Economía

Riesgos y oportunidades de los Acuerdos Comerciales UE

15/11/2017

El pasado día 21 de septiembre entró en vigor el Acuerdo Económico y Comercial Global entre la Unión Europea y Canadá (más conocido por sus siglas en inglés CETA). Sería uno más de los acuerdos que Europa tiene firmados con países de todo el mundo, si no fuera por el debate que generó en la sociedad europea.

No ocurre lo mismo con el sector agroalimentario, que escruta con atención cada nuevo tratado a la búsqueda de concesiones que puedan poner en peligro algunas de nuestras producciones. Tampoco hay que olvidar que esos acuerdos también pueden suponer oportunidades de negocio.


Por Antonio Martínez, periodista agroalimentario.


La mayoría de los europeos no habían oído ni una sola palabra sobre la política de acuerdos comerciales de la Unión Europea con países terceros, hasta que las negociaciones del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP) se convirtieron en noticias de portada en muchos informativos de televisión e inundaron las redes sociales del continente. De pronto, los europeos tomaron conciencia que lo que Bruselas negociaba con otros países en su nombre podía tener consecuencias en sus economías, el medio ambiente, la seguridad alimentaria o la estabilidad política de regiones enteras del globo. Y de propina, se enteraron que la Unión Europea y Canadá tenían prácticamente listo el Acuerdo Integral de Economía y Comercio (CETA).

Los agricultores y ganaderos europeos tienen más información, y por supuesto interés, que el resto de sus conciudadanos europeos sobre un asunto que para ellos es muy sensible. Es más, algunos sectores no se cansan de advertir que el campo europeo es el gran pagano de cada acuerdo que firma Europa para fomentar el libre comercio.

La Organización Agraria UPA se ha mostrado tradicionalmente muy beligerante en este asunto. Román Santalla, secretario de Ganadería, asegura que cada nuevo acuerdo repite el mismo esquema: “Todos tienen unos claros beneficiados, las grandes empresas. Y tienen también unos claros perjudicados en ambos lados, no nos equivoquemos, los pequeños productores. Con este tipo de operaciones se desertiza aún más el mundo rural. A cambio de vender productos, servicios o tecnología, estamos poniendo en la picota al sector primario.

[...]

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV