Editorial Agricola
Economía

Diseñando la PAC post 2020

26/04/2017

La Política Agraria Común se enfrenta, una vez más, a una paradoja compleja.

Por un lado, el sector agroalimentario se afana en proclamar los parabienes de esta herramienta esencial para muchos agricultores y ganaderos.

Por otro lado, las perspectivas de la PAC post-2020 apuntan a una reducción en su ficha presupuestaria, que debería compensarse con un mayor aporte económico por parte de los estados miembro (algo poco probable debido a la actual coyuntura económica) o a fuentes externas de fi nanciación. A ello se suma la necesidad de legitimar esta política ante una sociedad desconocedora de las ventajas que aporta al conjunto de los europeos.

Abordamos el tema con un “toque” ganadero y aportando la visión de las entidades financieras como gestoras de estas ayudas.

El debate está servido.

Artículo escrito por Álvaro Bárez, periodista agroalimentario

Madrid. 27 y 28 de marzo de 2017. Edificio Caixaforum.

Los principales representantes del sector agroalimentario español se dan cita en el madrileño Paseo del Prado para "lanzar la primera piedra" de lo quieren que sea la Política Agraria Común a partir del año 2020, aún por definir. Una conferencia de alto nivel a la que acude el propio comisario europeo de Agricultura, el irlandés Phil Hogan, para escuchar lo que tiene que decir España al respecto y para advertir de las “nubes” que se perfilan en el horizonte: el presumible agujero de 3.600 millones de euros que puede dejar el Brexit en el presupuesto de la PAC y otros retos que tiene la Unión Europea en su conjunto, como es la inmigración o las exigencias anunciadas por el presidente norteamericano Donald Trump al presupuesto de defensa.

El auditorio en su conjunto tenía algo en común: la PAC es esencial para mantener vivo el tejido agroalimentario español y para garantizar la seguridad alimentaria.

“Nos preocupa la viabilidad de la renta agraria y la PAC es parte importante de ello. La defensa de la PAC será siempre una prioridad”, destacaba la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, a lo que añadía: “Necesitaremos más PAC en la década que viene. La PAC debe mantenerse en el centro de las prioridades europeas”.

“Hay que recordar que hace 60 años Europa se moría de hambre y eso se solucionó gracias al trabajo de los agricultores”, destacó Hogan durante su discurso.

“No nos podemos permitir que la PAC post 2020 salga mal”, concluía la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera.

Todo parabienes y un reto fundamental: justificar la importancia de la PAC hacia la sociedad en su conjunto de cara a mantener su partida presupuestaria; algo que se antoja complicado teniendo en cuenta que la ficha financiera viene reduciéndose en los últimos años (esencialmente en la partida de pagos directos) y que las últimas incorporaciones a la UE reclaman, a su vez, una mayor cuota.

La voz de las comunidades autónomas

La jornada estaba confi gurada para posicionar a España como actor interesado en liderar el debate de lo que debe ser la PAC a partir de 2020 y para escuchar la voz de las comunidades autónomas en particular y, en general, al sector en su conjunto. Sobre el atril, propuestas como la del gobierno de Aragón de establecer una renta de referencia y compensar la renta real obtenida anualmente por los agricultores individuales respecto a esa base, a la que se sumaban otras como la de Castilla y León de establecer un tercer pilar vinculado a lo que deben ser estrategias que eviten riesgos o momentos de crisis.

También salieron a colación debates recurrentes como el de la figura del agricultor activo, en permanente revisión:

“El objetivo de esa política deben seguir siendo los titulares de las explotaciones agrarias, pero también los titulares que ejercen la actividad agraria, además de las personas que viven en el campo y que lo cuidan”, destacaba la titular andaluza de Agricultura, Carmen Ortiz.

Todo ello sin olvidar la necesidad de legitimar esta política hacia la sociedad: “Hay que poner de acuerdo a los consumidores con los agricultores y concienciar a los primeros de que la PAC es necesaria. Hay una serie de servicios que ofrecen los agricultores y ganaderos a la sociedad que es necesario reconocer”, recalcaba Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha.

Una visión ganadera

Durante el debate de la PAC se suele utilizar de manera automática el nombre de “agricultores” y “agricultura” para referirse al músculo productivo. Sin embargo el sector ganadero tiene mucho que decir al respecto, ya que ganaderos de vacuno de leche, vacuno de carne, ovino y caprino son perceptores directos de pagos compensatorios. Y, teniendo en cuenta el continente que aloja este artículo, merece capítulo aparte.

En líneas generales, los productores han visto satisfechas las expectativas del encuentro de los pasados 27 y 28 de marzo:

“Estamos al comienzo del proceso y da la sensación de que España quiere estar en el grupo de los que están encabezando los debates y participando de modo activo. Ahora toca defender un modelo europeo y presupuestos suficientes para todo lo que se reclama que haga el sector agrario”, manifestaba Ignacio López, director de Relaciones Internacionales de ASAJA

López ponía de relieve la PAC como salvaguarda de los acuerdos de liberalización de comercio paralelos: “Tenemos que plantearnos si lo que queremos es tener la confi anza de que nuestras producciones, fundamentalmente ganaderas, son absolutamente sanas, llevan implementadas toda la trazabilidad, superan los estándares de calidad normales... o quedamos a expensas de lo que nos pueda venir de otros países... y el escándalo de Brasil está a la vuelta de la esquina”.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV