Editorial Agricola
Economía

El acuerdo comercial UE-Mercosur ya es una realidad

01/07/2019

Tras dos décadas de negociaciones, la Unión Europea y Mercosur conseguían cerrar, el pasado 28 de junio, un acuerdo comercial que generará un mercado de 780 millones de consumidores y ahorrará a las empresas comunitarias 4.000 millones de euros al año en aranceles, suponiendo así el mayor pacto alcanzado en este sentido por la UE.


Tras la firma del acuerdo, la Comisión Europea aseguró en un comunicado que el nuevo marco comercial generará a ambas partes oportunidades de crecimiento sostenible, preservando el respeto al medio ambiente y los intereses de los consumidores y de sectores económicos sensibles. En la práctica, supondrá la eliminación o reducción de aranceles aplicados a numerosos productos comercializados entre países de ambos bloques. En concreto, en lo que respecta al sector agroalimentario, dejarán de estar sujetos a elevadas tasas de impuestos productos como los lácteos -actualmente con aranceles del 28%-, los vinos (27%), licores y refrescos (20-35%), o chocolate y productos de repostería (20%).

Al mismo tiempo, el tratado contempla garantías legales por parte de los países de Mercosur para proteger de posibles imitaciones 357 productos agroalimentarios europeos de alta calidad protegidos con Indicaciones Geográficas, entre ellos el Jabugo español. Asimismo, el acuerdo, calificado de “histórico” por el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, defiende altos estándares de seguridad alimentaria y protección del consumidor, y contiene compromisos específicos sobre derechos laborales y protección medioambiental, incluida la implementación del acuerdo climático de París, según recoge el comunicado de la Comisión Europea.

Reticencias al tratado

El pacto UE-Mercosur ha encendido las alarmas en algunos sectores, en particular en el agrario, ante posibles perjuicios para empresas y productores comunitarios. De hecho, en España las organizaciones agrarias ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias expresaron su preocupación en un comunicado conjunto -previo al conocimiento de la firma definitiva del tratado- en el que alertaron de un posible acuerdo “desequilibrado” que no tuviese en cuenta “ciertas producciones agrarias, especialmente algunas mediterráneas”, ya que su impacto “no solo pondría en peligro dichas producciones, sino también el tejido económico de las zonas productoras, algunas ya muy castigadas, e incluso el modelo productivo europeo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente”.

Según aseguran las citadas organizaciones, los estudios de impacto elaborados en relación con este acuerdo indican que diversos productos podrían sufrir graves consecuencias, especialmente en sectores sensibles como la ganadería, los cítricos o el arroz. Y piden que los tratados con terceros países se basen “en principios de equilibrio, reciprocidad y defensa del modelo de producción de la UE”.

El de España ha sido, junto con el de Alemania, uno de los gobiernos europeos que más han apostado por impulsar el acuerdo con Mercosur, pero otros países comunitarios, principalmente Francia, Bélgica, Irlanda y Polonia, han expresado sus reservas.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV