Editorial Agrícola
Economía

Los ingenieros agrónomos alertan del impacto de la crisis por coronavirus en la industria agroalimentaria

21/04/2020

Ante el escenario actual en que se encuentra el país debido a la pandemia del coronavirus Covid-19, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias (COIACC) ha emitido un comunicado en el que advierte del impacto que esta situación de crisis puede llegar a tener en la industria agroalimentaria, alertando del grave riesgo de desabastecimiento de alimentos.


Por ello, el COIAAC considera de “imperiosa necesidad” disponer de mano de obra y de las tecnologías adecuadas para asegurar las recolecciones próximas y considera prioritario que las autoridades adopten medidas para apoyar a los profesionales y trabajadores del sector, a la vez que se les dota de medidas de seguridad para el desarrollo de su labor. Así se lo han hecho saber a los consejeros de Agricultura de las comunidades autónomos que forman parte de su demarcación geográfica: Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid.

En el citado comunicado, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias manifiesta, en primer lugar, su “agradecimiento a todos los profesionales que están dando una lección de responsabilidad y dedicación a la sociedad, en especial a los profesionales sanitarios, pero también a los profesionales del sector agroalimentario, en el que se encuentran los ingenieros agrónomos, y a todos los trabajadores del medio rural, de la industria alimentaria y de la distribución que, día a día, con su esfuerzo y sin apenas medidas de prevención ante esta pandemia hacen posible que el conjunto de la población pueda disponer de alimentos variados, saludables y con las máximas garantías de calidad”.

El Colegio considera que “para hacer frente al impacto de la pandemia sobre el conjunto del sistema alimentario y los consumidores, es momento para una actuación conjunta y coordinada entre los técnicos de todas la Administraciones Públicas y los profesionales de todas aquellas instituciones de la sociedad civil que puedan colaborar en esta tarea. En este sentido, la experiencia y capacitación de los profesionales de las universidades, los centros de investigación, los colegios profesionales y las organizaciones sectoriales pueden resultar de un gran valor para la toma de las decisiones que resulten más adecuadas en la definición de las políticas”.

Asimismo, advierte del grave riesgo de desabastecimiento que puede correr el país “ante la posibilidad de que la infección afecte de forma masiva a la población de las áreas rurales. Los agricultores, ganaderos, trabajadores del medio rural y de la industria alimentaria, junto con el resto de profesionales del sector agroalimentario, están realizando un esfuerzo muy significativo en unas difíciles condiciones de seguridad, con el considerable riesgo que conlleva para su salud y la de sus familias. Resulta, por tanto, prioritario que las autoridades públicas adopten las actuaciones imprescindibles para apoyar a estos profesionales y trabajadores, a la vez que se les dota de medidas de seguridad para el desarrollo de su trabajo”.

En este sentido, el Colegio señala en el comunicado “que las actuales restricciones al desplazamiento de la población no deben dificultar en modo alguno la disponibilidad de los inputs que son necesarios para el establecimiento de las próximas cosechas”. Del mismo modo, pide que se considere “la imperiosa necesidad, ya reclamada por otras vías, de disponer de la fuerza de trabajo y de las tecnologías adecuadas que aseguren las recolecciones próximas y permita el normal suministro de los productos agrarios a la población”. También destaca “que pueden registrarse problemas en el normal desarrollo de las producciones ganaderas, tanto porque las incertidumbres en los mercados exteriores pueden dificultar la producción de piensos para las cabañas ganaderas, como porque la importante caída del consumo está creando graves problemas para la comercialización de ciertos productos”. Por ello, pide que se promuevan “medidas de apoyo a los productores, que les permitan superar las dificultades con que se encuentran y continuar en el ciclo de producción”.

Por otro lado, el COIACC recuerda que “la actual crisis sanitaria vendrá acompañada de una grave crisis económica”, que tendrá impacto “sobre la sociedad y el bienestar de la población”. En dicha situación, asegura, “el sistema alimentario volverá a ser, tal como ya ocurrió en la crisis sobrevenida después de 2008, uno de los principales puntales para la generación de riqueza y la creación de empleo”.

Dadas las actuales circunstancias, el Colegio considera que “ha llegado el momento de que los responsables públicos, trabajando conjuntamente con las organizaciones de la sociedad civil y los diferentes sectores implicados, impulsen los mecanismos adecuados que permitan preparar al sistema alimentario para hacer frente a esta situación y pueda dar la respuesta que necesita la sociedad y la economía nacional”. Para ello, indica que “deberán impulsarse la organización de los sectores productivos, el avance tecnológico de la actividad agraria, la colaboración entre los operadores de la cadena de suministro, y optimizar la gestión de los recursos para ponerlos al servicio de la sociedad”.

Por último, el COIACC finaliza el comunicado manifestando su compromiso y el de sus colegiados con el Gobierno central y los autonómicos, así como con otras instituciones de la sociedad civil, para colaborar, aportar sus conocimientos y experiencia y para trabajar “por el futuro del sistema alimentario y del sistema económico” del país, en todos aquellos extremos en los que su labor y conocimientos puedan resultar de utilidad.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV